Leyenda corta del Castillo Bedlay

Si alguna vez has pensado en tener una exquisita propiedad, al estilo de grandes personajes de la historia, ponerte a la par de reyes y princesas, tal vez la oportunidad de conseguirlo no esté tan fuera del alcance como siempre lo has creado, pues cada vez son mas los inmuebles que se venden por cantidades aparentemente ridículas solo por el simple hecho de estar encantadas.

En Escocia, existe una fortaleza de este tipo y es conocida como el Castillo Bedlay, construido en 1580 por Lord Robert Boyd IV y ampliado numerosas veces hasta la fecha.

Según las leyendas sobre este lugar pesa la maldición del espíritu del Obispo Cameron, un hombre que encontraron muerto en un lago cercano en el año de 1350, y que desde el momento en que se levantó el inmueble él mismo se invitó a pasar convirtiéndose en el primer inquilino, aunque tuviese que venir desde el más allá para habitarlo.

Los testigos de las andanzas de esta entidad fantasmal han sido las personas que habitaron la propiedad en distintas épocas, por lo cual lo testimonios reunidos son bastantes, mismos que aseguran que el espectro del Obispo no se conforma con aparecer ante ellos, sino que los tortura con escalofriantes gritos a cualquier hora del día o de la noche.

El miedo y molestia de las personas a este fantasma fue tanto que para 1800 lograron conseguir que se realizara un exorcismo, sin éxito alguno, pues su alma siguió penando y cada vez con mayor fuerza como si el hecho de querer echarlo de un lugar que consideraba suyo le hubiese molestado.

La fortaleza es muy bella, pero todos esos detalles que le dan hermosura, también se convierten en un elemento tétrico que aviva la leyenda de lugar embrujado. Se encuentra en medio de un frondoso bosque, sus habitaciones son amplias y antiguas, ambientadas al estilo medieval, todo lo que hay dentro corresponde también a esta época.

Lo mejor de todo es el precio, un castillo medieval propio por 778.959 dólares, un precio mus accesible para una propiedad de este tipo, eso sí, hay que lidiar con el Obispo fantasma, porque al parecer se cree el dueño de todo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *